Páginas vistas en total

viernes, 25 de marzo de 2011

PUERTO VALLARTA, Jalisco: ¿Qué Ciudad Queremos? REFLEXIÓN de Ramiro Arredondo-Hernández acerca del pasado y futuro de Puerto Vallarte, Jalisco.

Lo que urgentemente le falta a Vallarta, es tan sólo un poco de sentido común, algo que es demasiado escaso y sobre todo ausente entre quienes nos gobiernan. 

Pues sí... a mí me tocó vivir la transformación de aquél pueblito en lo que ahora es Puerto Vallarta.  Sin embargo, existe mucho de mito y no poco mitote detrás de aquéllos que evocan un Puerto Vallarta de casitas blancas con tejas de barro entre callejuelas empedradas arrulladas por el canto de algunos burros rebuznones.  En fin pues, a mi me tocó conocer algo de ésto allá por 1964 cuando Vallarta todavía no disponía de agua entubada ni de una electrificación las 24 horas del día aparte de esa lamentable condición de un poblado carente de sistema sanitario que dispusiera de los desperdicios fecales apropiadamente.  Ah, pero éso sí... puede decirse en honor a la libertad poética que Vallarta era entonces un sitio ensoñador, claro, mientras que los pocos turistas que nos visitaban, no pusieran un grito en el cielo ya por esta molestia que por ésta otra.  Y menciono esto, porque fue el propio turismo el que vino a modificar a Vallarta en el transcurso de los años.  Porque Vallarta no fue un lugar al que se planificara para ser turístico, como otros, sino que el fenómeno turístico sucedió de la noche a la mañana en una especie de improvisación afortunada que nos hizo entrar de golpe, en un escaño al que yo desde siempre le he llamado Turismo Artesanal. Porque no estábamos preparados para ejercer la formalidad turística de otros lugares. De tal manera que el Hotel Rosita y el Océano aparte de un Posada Vallarta o un Playa de Oro, aparte de un Tropicana; eran hoteles cuyo planteamiento no contemplaba otra cosa que el de servir de paraderos nocturnos para la poca gente que nos visitaba.  Pero llegaría el segundo aire turístico con la llegada de lo que yo llamo el Turismo Corporativo, con la construcción del primer hotel de clase, el Camino Real Puerto Vallarta. Cuando esto sucedía a fines de los 60, el llamado pueblito todavía seguía incólume aunque sus días ya estaba contados.  Porque a finales de los 70 se daría una fiebre por aprovechar hasta el último espacio disponible del Centro para rentarlo.  Casas antiguas cedieron espacios en un proceso de adaptación para locales, antiguas cocheras se convirtieron en más locales en renta, y... para mediados de los 80 comenzó la devastación de lo que mal pudiera llamársele edificios históricos.  Y es que era bien fácil esquivar a las autoridades para modificar un inmueble: bastaba con destejarlo para que luego de tres temporadas de lluvia, las paredes de adobe cedieran al aflojamiento y la erosión.  Y brotaron de la nada nuevos edificios que en nada conjugaban con la imagen original vallartense.  El espacio por caro debía aprovecharse cuando la disponibilidad era un factor finito que, durante la década de los 90 obligaría a algunos desarrollistas a pensar en la probabilidad de crecer de manera vertical con proyectos que harían ver a Vallarta como una especie de nuevo Acapulco.  Esta acapulquización derivó en el desarrollo de condominios verticales durante la primera década del siglo XXI, con las consecuencias letales que ahora sufre la industria turística vallartense,  cuando el desarrollo lejos de favorecer a la hotelería, vino a fomentar a un sector inmobiliario decidido a vender de tiempo completo, desde apartamentos hasta pisos completos.  Se dice que con la venta de cada nueva propiedad de tiempo completo, se le quita a la hotelería no menos de 57 oportunidades para alojar turismo.  Ahora hablemos de cuántos condominios y apartamentos se han vendido desde el 2000 y hasta la fecha, y multipliquémos esta cifra por 57, y entenderemos el por qué la industria hotelera quedará deshecha en Puerto Vallarta: por la competencia inmobiliaria en todos sus niveles. Como vemos, hasta aquí la imagen del pueblito de ensueño no importa ni un pito a nadie y menos al turismo que nos visita, que de todo quiere saber menos de incomodidades. Me queda claro que existen grandes mitos, pero también enormes realidades. Y en el caso del turismo, se entiende que al turista hay que darle lo que pida, no lo que nos imaginemos que quiere.  Y como somos muy pocos, pero muy escasos, los que nos animamos a preguntarles a nuestros visitantes, sobre qué creen que sería bueno hacer para mejorar la imagen turística de Vallarta, las respuestas les sorprenderían a quienes se aferran argumentando el mito del pueblito ensoñador.  Los turistas primero desean SILENCIO Y SERENIDAD en el entorno turístico.  Lo segundo que piden, es LIMPIEZA del entorno turístico. Y lo tercero, no lo van a creer ES UNA ACTITUD AMABLE DE PARTE DE LOS PRESTADORES DE SERVICIOS Y LA HOTELERÍA.  Como Uds. verán, nada pues que ver con aquel pueblito de casitas blancas y tejas rojas entre callejuelas empedradas musicalizadas por borricos rebuznones.  Queda decir para cerrar esta, que el turismo todavía parece no haber perdido su capacidad de asombro... y ésto queda manifiesto cuando, lo que más sorprende al visitante es LA CALAMIDAD DE UN TRANSPORTE PÚBLICO SUCIO Y RUIDOSO CONTAMINANDO ÁREAS PRESUMIBLEMENTE TURÍSTICAS.  En fin, lo que le falta urgentemente a Vallarta, es tan sólo un poco de sentido común, algo que es demasiado escaso y cuando no ausente entre quienes nos gobiernan.  R. plumadesalva@yahoo.com

“¿Qué ciudad queremos?”. 1er Foro Público, hoy, viernes 25 de marzo 2011, de las 7 a las 9 pm. en Los Arcos del Malecón, Puerto Vallarta, Jalisco.

¿Puede recuperarse el Puerto Vallarta de Liz Taylor?, EDITORIAL de Vallarta OPINA, 25.03.11: http://www.vallartaopina.net/index.php?mod=sec&cat=loc&ele=10825


miércoles, 23 de marzo de 2011

AHORA RESULTA: ´Recuperar la identidad de Puerto Vallarta.´ Por Rosa Limon Jaramillo

He estado leyendo últimamente declaraciones de “los importantes” que hablan de la imperiosa necesidad de “rescatar”, “revivir”, y “re-encontrar” el pueblito que teníamos, el pueblito que fue el detonador, la causa, el motivo y la razón que Puerto Vallarta se convirtiera en el destino turístico que fue. (1) (2)
Lo sorprendente es que muchas de esas voces son de personas que aplaudieron a los presidentes municipales que terminaron con “ese pueblito”, solo debemos recordar al Ing. Rodolfo González Macias que queríamos que nos pareciéramos a Saint. Tropez, o aquel que autorizo el remedo barato de los camiones de san francisco, o a los que su vorazmente se enriquecieron dando permisos de construcción  aberrantes.
Las pocas voces de aquellas personas que se oponían a esos cambios fueron segregadas, se expusieron razones, se explico que esa era nuestra imagen, se dijo al cansancio que el futuro estaba entre otras cosas en el eco-turismo, que los turistas venían porque Puerto Vallarta no estaba acapulcatizado, pero esas voces eran incomodas, fueron silenciadas y hasta la fecha están sumidas en el ostracismo.
Ahora se gastan millones en recuperar lo que teníamos, es importante, es muy necesario recuperar la calidad de turistas que teníamos y que a conciencia se trabajo por perderlo, sin embargo, no nomás es la imagen visual, es también rescatar la identidad de los vallartenses, esa identidad que nos caracterizaba por ser gentes concientes de su entorno, de que la actitud hacia los visitantes demostraba que los recibíamos como se recibe un invitado en casa, de ciudadanos que estaban orgullosos de su pueblo, y que este debía estar limpio y ordenado.
Sabíamos que nadie hacia nada por nuestro pueblo y que por lo tanto debíamos hacerlo por nosotros mismos, que nuestro trabajo y actitud labraba nuestra economía, muchos de los que llegaron se pusieron la misma camiseta, lamentablemente otros lo único que representaba Vallarta era vivir mejor de cómo vivían en sus lugares de origen.
Puerto Vallarta ha perdido su identidad, yo digo que ahora los vallartenses todos los días por las mañanas antes de pensar en tomar un baño, o de la lavarnos los dientes o tomar una taza de café… tenemos que buscar debajo de la cama, detrás de las puertas o en los rincones nuestra identidad, a diario se nos inventa por “expertos vallartologos” se nos inventa nuestra historia y nuestras costumbres y lamentablemente estas voces son escuchadas y los que sabemos la verdad nos reímos de esos “vallartologos”, pero los que no conocen la verdad toman esas historias por ciertas.
Es importante tanto como la remodelación o rescate, hacer una campaña de concientización, darle voz a las personas que saben las causas que catapultaron Vallarta a los niveles de aceptación turística que tuvo, es necesario dar cursos de capacitación de servicio a esos cientos de taxistas que tratan de esquilmar al turista, a los agentes de transito que solo los ven como una posibilidad de “ganarse una lanita” que el turista por temor paga, a los choferes de autobuses urbanos que piensan que las estrechas calles de Vallarta son pistas de carreras, a los guías de turistas que solo llevan a nuestros visitantes donde les dan “mochada”, a los agentes de barcos que tienen a los visitantes cautivos solo para su beneficio, a los dueños de tiendas que tienen el centro de Vallarta convertido en un tianguis gigante, a los policías que por las noches detienen personas para amedrentarlos y ganarse una “lana”.
La inmensa mayoría de esas personas no cuidan lo que tanto trabajo nos costo hacer, no tienen raíces, por lo tanto si Puerto Vallarta se va al demonio, ellos simplemente se van a buscar otro destino que les de lo que ellos necesitan, así como muchos políticos que una vez que sus cuentas bancarias quedaron plenas simplemente se fueron, el daño que hicieron no lo van a ver y por lo tanto no les importa.
La identidad nos da seguridad, nos da orgullo de pertenencia, nos hace mejores ciudadanos, obliga a superarnos, hagamos algo (3)
_________________________

NOTAS: (1) Es por “El Viejo Vallarta” EDITORIAL en Vallarta OPINA, 18.03.2011: http://www.vallartaopina.net/index.php?mod=sec&cat=loc&ele=10732 ; (2) Arreglar el centro permitirá recuperar mercados perdidos: http://www.vallartaopina.net/index.php?mod=sec&cat=loc&ele=10720

(3) CONVOCATORIA 1er. FORO: ¿QUE CIUDAD QUEREMOS?:      

Te invitamos a participar en el F O R O: ¨¿Q U E   C I U D A D  Q U E R E M O S?¨,   opinando y externando tus ideas sobre la ciudad que te gustaría tener, lo que te quisieras encontrar, lo que consideres que falte, o lo que NO te gustaría que tuviera Puerto Vallarta; se aceptan toda clase de participaciones sobre tu propia ciudad.  La propuesta es que el próximo viernes 25 de Marzo 2011, hagamos este Foro Público, en Los Arcos del Malecón de las 7 a las 9 pm. Con las aportaciones de todos, se hará un escrito y manifiesto para hacerlo llegar a las autoridades municipales de Puerto Vallarta. Como una aportación ciudadana para expresar nuestra visión sobre la ciudad que queremos. 

El 1er Foro ¿QUE CIUDAD QUEREMOS? es un espacio de opinión, de visión, de plan y de ganas de hacer cambiar las situaciones que vivimos día a día en Puerto Vallarta. ¡P A R T I C I P E M O S! ¡U N A M O S  N U E S T R A  V O Z! 

Juanita Delgado, Nuestra Tierra. Desarrollo Comunitario y Conservación de la Naturaleza Nuestra Tierra A.C. es una organización no gubernamental y sin fines de lucro, dedicada a la paz, la solidaridad internacional, la diversidad cultural y la protección y conservación del medio ambiente.


lunes, 14 de marzo de 2011

Vivir sin petróleo … y sin energía nuclear. Reducir nuestro Punto Ciego.


Japón en estos momentos vive un estado apocalíptico. El mundo es testigo de como una nación poderosa se precipita en el abismo.

Aquí, al menos hasta ahora, la mayor parte de la humanidad tiene un punto ciego. Nos autoengañamos con nuestras “rutinas defensivas”. Estamos equipados con un sistema de aprendizaje que falla en situaciones de amenaza: “Nuestras plantas nucleares son seguras, no vivimos en zonas sísmicas, energía nuclear solamente es una solución temporal, el petróleo nunca se va a acabar y en caso de que sea así – gracias al poder innovativo humano- lo vamos a sustituir con otra tecnología revolucionaria”.(1)(2)
Cuando más lo necesitamos nuestro sistema de aprendizaje es muy limitado no queremos aceptar que estos fenómenos a todos nos afectan. Seguimos llevando un estilo de vida como si el petróleo no se fuera a acabar y las plantas nucleares fueran la solución para mantener nuestro modelo económico.

Parece que el problema se reduce a dos preguntas: “¿Es posible el futuro?¿Cómo?”. Todo el poder destructivo sobre el planeta se fundamenta en el crecimiento progresivo de la población humana y en el incremento de “sus necesidades de desarrollo”. Mientras los sistemas económicos vigentes estén basados en el crecimiento, la destrucción mundial está garantizada, más tarde o más temprano. Si se quiere llegar antes a esa saturación aniquiladora, nada mejor que la energía nuclear, que además de contaminar y disparar los riesgos en todos sus procesos, desde la extracción del uranio hasta su depósito inmortal en cementerios intocables, sirve también para la obtención de armas de destrucción masiva.(3)
Hay al menos dos condiciones fundamentales para resolver este problema:
  •  Reducir nuestro consumo de energía
  • Controlar el crecimiento de la población humana
Las energías renovables no contaminantes, que deberían ser fuente inagotable, autónoma y económica, no tienen cabida mientras no se cambie el régimen mundial de monopolio y explotación de los recursos. En un mundo sin petróleo será obligatorio un equilibrio entre consumo y auto-suficiencia; entre tecnología y tradición; entre globalización y localización. Se necesita un sistema político que verdaderamente se interese por el bienestar humano y la supervivencia del planeta, nos ayude a reducir nuestro punto ciego y nos guíe hacia el cambio de paradigma necesario. Por lo que se ve en la mayor parte del mundo, estos gobiernos están por inventar!.(4)(5)
________________
NOTAS: 

(1) BLOG Humildad Jacobo. Como nos auto-engañamos y nos destruimos por ello. El punto ciego de Daniel Coleman: http://humildadjacobo2011.blogspot.com/2010/06/la-psicologia-del-auto-engano.html
2) Ernesto Gor en MATERIABiz. Chris Argyris y las Rutinas defensivas de las Organizaciones: http://www.materiabiz.com/mbz/gurues.vsp?nid=22572
3) Comentario por Tomás Montero — Abril 24, 2009 en el BLOG QUO.es: http://quoblog.quo.es/2009/04/
(4) Patricia Midori ECOLOGÍA FÁCIL Vivis sin petroleo:
http://www.decrecimiento.info/2011/02/vivir-sin-petroleo.html

(5) EL PUNTO CIEGO (The blind spot):
Nuestra especie se enfrenta ante la gran anomalía planetaria denominada Pico del Petróleo y sus implicancias en el futuro de la humanidad. El director de la película BLIND SPOT, Adolfo Doring, nacido en México y radicado en Nueva York, ha convocado para esta obra a una serie de especialistas de impecable y reconocida trayectoria en sus respectivas áreas profesionales y de investigación, quienes nos ofrecen en conjunto las piezas fundamentales para que el espectador pueda armar su propio mapa de la situación, sin intenciones de generar pánico ni alarmar, simplemente pintando el panorama tal cual es.
Los subtítulos han sido elaborados en forma autogestionada y colaborativa por iniciativa del Movimiento de Transición de la Comarca Andina, y hasta el momento es la única versión existente en español para esta película.
Ciclo de Cine para la Transición: http://sites.google.com/site/sinpetroleo/cine

martes, 1 de marzo de 2011

SECTUR reprobado por sólo cumplir 32.7% de sus objetivos. Perdió su rumbo y tiene una percepción distorsionada sobre cual es su ´razón de ser´. Modelo de negocio limitado de SECTUR y de FONATUR.

Publicado por primera vez viernes 21 de enero de 2011. 

Varias de las dependencias del gobierno federal han sido reprobadas por incumplimiento de sus metas y/o por no dar información transparente sobre sus actividades durante el sexenio. Así lo menciona Luis Foncerrada, Director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), que presentó el estudio: “Evaluando el desempeño del gobierno federal 2007-2012”. (1)
El presupuesto de la Federación y su correcto ejercicio es el instrumento de política económica más importante que tiene el gobierno para cumplir su mandato y las metas que se derivan de este. El CEESP sostiene que el mandato último del gobierno de México es lograr el más alto nivel de bienestar posible para sus habitantes.
Las dependencias federales tienen a su cargo el instrumentar con responsabilidad y precisión los programas que en conjunto buscan mejorar el bienestar de la población. De ahí la importancia de evaluar el desempeño de cada una de tales dependencias a través de la revisión de lo que se ha logrado avanzar en las metas de sus diversos Programas Sectoriales. El CEESP ha establecido como una de sus actividades permanentes, llevar a cabo la evaluación continua del cumplimiento de las metas establecidas en cada uno de estos Programas. Con este trabajo se busca fortalecer la tradición por evaluar, de manera independiente, sistemática y formal, el desempeño de nuestro Gobierno Federal, sumándose a los importantes esfuerzos desarrollados por otras instituciones y por otro tipo de evaluaciones, como las que se llevan a cabo a través del Programa Anual de Evaluación. Todas estas evaluaciones tienen el propósito de contribuir a que los recursos se utilicen de manera más eficiente, y a que los gobiernos gasten mejor. El sector privado recomendó al gobierno de Felipe Calderón una reingeniería de todas las dependencias y abandonar el presupuesto que se basa en programas sectoriales y diseñar un plan de gasto con base en resultados que sea transparente, multianual y transexenal.
SECTUR/ Fonatur con percepción distorsionada sobre cual es su ´razón de ser´. La reprobación de SECTUR coincide con el Informe del resultado de la Revisión y Fiscalización de la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que hace años documenta el mal desempeño de la dependencia encargada de desarrollo turístico de México y manifestó que SECTUR no dispone de indicadores para evaluar las acciones realizadas para conducir la planeación turística nacional y carece de mecanismos para determinar en qué medida contribuye al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.
¿Cómo se puede afirmar que la actividad turística de nuestro país representa el 9% del Producto Interno Bruto, que es la tercera fuente de ingresos del país y que genera más de 7 millones de empleos directos e indirectos? ¿Cómo y donde se pueden verificar estos datos? ¿Cómo se puede reposicionar la marca México y ubicar al país entre las cinco primeras potencias turísticas del mundo con un modelo de desarrollo turístico obsoleto y no competitivo como son los Centros Integralmente Planeados (CIP) de FONATUR?
El limitado modelo de negocio de SECTUR y de FONATUR. Un simple análisis de los modelos de negocio de SECTUR y FONATUR revela las limitaciones conceptuales de estas instituciones encargadas de promover mundialmente el desarrollo turístico del país, pese a todas las palabras flourescentes en sus misiones y visiones. (3) Lo que FONATUR básicamente hace, es comprar terrenos costeros (en su mayoría de fideicomisos municipales o estatales), construir en estos terrenos una infraestructura básica para desarrollos turísticos y después venderlos a grandes inversionistas. Miguel Gómez Mont, ex - titular de Fonatur: “Comprar barato, sobornar, destruir el sitio (…) es el deporte nacional del turismo en México”.
La realidad es que a FONATUR no le importa el bienestar de las poblaciones aledañas a sus desarrollos. NO está interesado en facilitar la transformación cultural requerida de la población local. NO tiene como objetivo crear las condiciones favorables para que la población local pueda beneficiarse del (supuesto) gran derrame económico que traerán sus proyectos. Desde hace 3 años en cada comunicado de FONATUR sobre su proyecto en Litibú, Bahía de Banderas, Nayarit, aparece su autoelogio de haber vendido los lotes de Litibú tiempo record. “ MISIÓN CUMPLIDA”, según ellos. (4)
Se requiere una macro inversión social, cultural y económico inteligente. Para que el desarrollo de turismo en México sea sostenible no solamente se requieren inversiones de compañías españolas y obras públicas, sino una macro inversión inteligente en desarrollo social, cultural y económico, que canalice las inversiones en proyectos sustentables a nivel micro. Es necesario practicar una responsabilidad social, que no aparece en el radar de SECTUR. Tampoco esta incluido en la misión de FONATUR el mejoramiento del bienestar de la población local. La experiencia muestra que eso no corresponde a su modelo de negocio que se puede llamar ´facilitar inversiones de turismo inmobiliario´ altamente especulativo. (5)
Para que el desarrollo sea sustentable se requiere una “culturización” a todos los niveles. Significa un cambio de paradigma a nivel de los funcionarios federales, estatales y municipales y para gran parte de la población. Es necesario facilitar “procesos de aprendizaje”. Tanto la culturización como el cambio de paradigma necesitan tiempo y la aplicación de herramientas antropológicas, sociológicas y de desarrollo comunitario. En este sentido una reingeniería total de SECTUR y FONATUR, como lo sugiere CEESP, no sería suficiente. Estas dependencias tienen que reinventarse por completo y encontrar su rumbo: “Crear bienestar para los Mexicanos”.

Todo indica que SECTUR y FONATUR no poseen la capacidad intelectual y moral para reinventarse. En esta reinvención se tendrían que involucrar a todos los actores interesados en un desarrollo sostenible y competitivo del páis, incluyendo no solo los funcionarios, sino también a los empresarios, a los universitarios y a otros miembros de la sociedad civil.

De no hacerlo así, los riesgos son grandes para todos los involucrados, y en especial para el tesoro natural y cultural de México, para las poblaciones aledañas a los desarrollos turísticos y para las futuras generaciones, incluyendo a los inversionistas.
__________________________________
(1) http://vivirmexico.com/2011/01/reprueban-al-gobierno-federal-y-dependencias-en-cumplimiento-de-metas; http://www.ceesp.org.mx/
(2) Acerca de la "in-capacidad de carga” de FONATUR: http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/09/percepciones-distorsionadas-en-fonatur.html
(3) MISIÓN, VISIÓN de FONATUR y SECTUR: http://www.fonatur.gob.mx/es/quienes_somos/index.asp?modsec=01-MV&sec=2; http://www.sectur.gob.mx/es/sectur/sect_9_vision_y_mision
(4) Riviera Nayarit, ejemplo de éxito que debemos continuar todos, FONATUR: http://www.nayarit.gob.mx/notes.asp?id=23564

(5) Sobre la triste historia de un ejemplo del fracaso de la política nacional de desarrollo turístico, “mal administrado” por FONATUR:
http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2009/03/fonatur-en-litibu.html
http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2009/03/desarrollo-no-sustentable-ni.html
http://www.greenpeace.org/mexico/news/litib-el-fracaso-de-otro-cen Litibú de FONATUR en Bahía de Banderas, RIVIERA NAYARIT, UN ELEFANTE BLANCO. http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/10/litibu-de-fonatur-en-bahia-de-banderas.html